lunes, 22 de septiembre de 2008

LA CAMISETA

“Me planto allí con la camiseta y grabo”, esa es la idea, casualidades de la vida, me ha tocado a mí ir a retratar Siderurgia Balboa.

Los que se hacen llamar compañeros de producción me reprenden y califican mi jugada como deshonesta. Pude ocultarles la camiseta y no lo hice. Según ellos, vestido así, le estoy llamando gilipollas a la cara al empresario en cuestión. De paso me apuntan que puedo llevar una de Greenpeace si quiero, pero no de Plataforma Ciudadana Refinería NO. Les agradezco su intento por conciliar mi estilismo, si bien tengo objeciones al respecto. Al ser de nuevo interpelado reitero que no me desvisto. Amenazan con el despido. Amenazo con dimitir. Hay dos equipos más de cámara si no confían en mi profesionalidad para hacer el trabajo. Ningún papel me obliga a llevar uniforme.

Quizá sea una suerte lo de la Compañía Nacional de Danza. Tal día como hoy Alexander Fleming descubría la penicilina, salvando a media humanidad. La efeméride la saco de una página de prensa abandonada en el asiento del autobús. El nuevo curro es de Técnico en Audiovisuales, dicen, lo que puede ser cualquier cosa.

Voy camino de Majadahonda y me pregunto por los herederos de Fleming ¿Qué vacuna descubrirán para salvarnos? Mientras, en los cielos de Madrid se abre un claro de incertidumbre.

3 comentarios:

José Camello Manzano dijo...

Ya sabes: suerte. Salud. Y gracias.

Bea dijo...

Hola Rafa! a ver si qudamos por madrid... te llamo en cuanto este un poco libre

velvetinna dijo...

Me parece loable lo que hiciste, no todo el mundo tiene la valentía necesarias.
Un beso.