domingo, 2 de enero de 2011

EL AHORCADO (POEMA DE SYLVIA PLATH)


Asiéndome del cabello, un dios se adueñó de mí.
Sus descargas azules me achicharraron como a un profeta
[del desierto.

Las noches se volvieron invisibles, como el tercer párpado de
[un lagarto,
Un mundo de días blancos y descarnados en una cuenca
[sin sombra.

Un hastío rapaz me ató a este árbol.
Si ese dios fuera yo, haría lo que hice.

27 de junio de 1960


1 comentario:

Natalia dijo...

excelente, te lo pido prestado y lo edito en mi blog. Te invito a visitarlo:

http://maldita-poeta.blogspot.com

Natalia "Casiopea"